Buenos hábitos cuando el examen de la OPE está cerca. Parte II.

Tienes cerca la fecha del examen ¿estás estudiando más? ¿Este aumento de horas de estudio crees que sólo te va a dar beneficios?

La semana pasada comentaba que tener cerca el examen produce un aumento de la adrenalina. Esto lleva a que cada vez estudiemos más. Pero ¿es lo más adecuado? En la parte final del post os presentaba tanto las ventajas como los inconvenientes. Esta semana te presento cómo abordar los últimos días de tu estudio y unas reflexiones para momentos futuros.

Pues entonces, dejamos de estudiar, ¿no?

Que no se extienda el pánico. No estás haciendo nada malo. Si estás incrementando tus horas de estudio y tu ritmo de estudio, no te va a pasar nada malo. Pero debes dosificar y gestionar tu estado emocional.

Es normal que con el examen cerca, se sienta mayor ansiedad. Puedes aprovechar esta dosis extra de energía. Pero sin llegar al agotamiento. Porque el agotamiento puede sobrevenir después del examen. Pero, ¿y si se produce el colapso el día del examen? O ¿y si ocurriera unos días antes del examen?

El objetivo es llegar al día del examen en las mejores condiciones, físicas, emocionales y mentales. Es decir, que tu cuerpo esté en su mejor condición física. Tu mente esté fresca, libre y lista para contestar preguntas. Y tus emociones estén equilibradas.

¿Qué es lo más recomendable?

Asume que es normal que se incremente el ritmo. Pero debes dosificar. Para ello sería recomendable:

  • No incrementes el ritmo a expensas del sueño. Dormir es necesario para la recuperación y descanso del cerebro. El día del examen, el músculo fundamental con el que vas a trabajar, es tu cerebro. Así que cuídalo. Cuida tu mente durmiendo todas las horas necesarias. ¿Cómo saber que voy bien? Pues muy sencillo, debes levantarte sin sensación de cansancio. Con frescura. Con la cabeza despejada.
  • Incrementa tu ejercicio físico. Es el mejor canalizador de la ansiedad. El incremento de estos neurotransmisores y hormonas te prepara para la acción. Pero una acción física. Si ésta no se produce, sus efectos físicos son perjudiciales. ¿Hacías ejercicio dos veces por semana?debes hacerlo cuatro. Si lo hacías cuatro, pues todos los días. De hecho, yo recomendaría todos los días. No más de 30-40 minutos. Pero cansándose. Nada de paseítos. Tampoco llegues a límites peligrosos. Pero debes cansarte. Sólo así mantendrás a raya la ansiedad y la tensión.
  • Inicia rutinas de relajación. Vale escuchar música, estar en silencio, lo que mejor te venga. Sólo 10 minutos antes de estudiar. Intenta dejar tu mente en blanco. Si has hecho meditación, medita. Si has hecho técnicas de relajación, pues relájate. Pero para tu mente unos minutos al día. Aunque no lo creas te va a ayudar más de lo que parece.

La tarea inacabada.

En esta vida uno de los problemas de las grandes tareas, aquellas que requieren un esfuerzo diario, es que casi nunca están acabadas. Debes asumir una serie de cuestiones, que a mí me parecen fundamentales.

  • Nunca te vas a sentir totalmente preparado/a para el examen. Siempre te va a faltar algo que estudiar o habrá un tema que te gustaría estar mejor. Todos los «número 1» que conozco en preparación de oposiciones, han salido del examen con enormes dudas sobre «cómo les había salido».
  • Si el examen fuese dentro de un año, tu seguirías estudiando y te sentirías de la misma forma. Sin estar totalmente preparado.
  • Esto no es el colegio, el instituto o la universidad. Es decir, no hay un temario “finito”. Tampoco es infinito. Pero se puede extender todo lo que quieras.

Por tanto, asume que te va a faltar algo que estudiar. A ti y a todos los opositores. No te dejes dominar por el miedo ni por la ansiedad.

Reflexionar para el futuro.

Si estás experimentando este aumento del rendimiento estás de enhorabuena. Porque en tu interior está la posibilidad de ser más productivo con el estudio. Te animo a que reflexiones sobre lo que está ocurriendo y que extraigas conclusiones. Yo considero que las enseñanzas que me han dado estas temporadas de mayor rendimiento son:

  • Te concentras mejor porque estás más motivado. Entonces, busca motivación antes de estudiar.
  • La atención mejora, porque las distracciones se eliminan con más facilidad.
  • Las fechas límites nos vienen bien. El poner un límite de tiempo hace que rindamos mucho mejor.
  • Sacamos más tiempo. Nos damos cuenta de las cosas superfluas, que no nos ayudan a lograr nuestros fines.

Siempre nos va a faltar algo. Pero hay que echarse a andar y a trabajar. Porque el que no hayas estudiado el 100% de la materia no te va a quitar la plaza. Te la va a quitar la falta de trabajo diario.

Si llevas semanas o meses estudiando, cuida esta recta final. No dejes que un par de semanas mal gestionadas arruinen meses de esfuerzo.

Te recomiendo además que escuches:

Si te ha gustado este artículo o prefieres que siga con la línea de consejos para los test, puedes contactar conmigo en el formulario de contacto o bien en el email joseangel@ec-oposiciones.com

Nos leemos la semana que viene.

CONTACTO

Si deseas más información sobre nuestros cursos, o suscribirte para que te mantengamos al día, por favor rellena este formulario