¡Mañana empiezo a estudiar!

¿Se está rumoreando la fecha de la oposición en la que te has apuntado? ¿Se oyen ya rumores de convocatoria de plaza? ¿En tu cabeza está apareciendo la frase “mañana me pongo a estudiar”? Me gustaría exponerte una teoría que te puede ayudar a que esta energía inicial se enfoque para que logres tu fin: aprobar una oposición.

 

Empiezas con mucha motivación.

Puede que ya hayas empezado a estudiar. Pero como no había una fecha probable de examen de tu oposición, has decidido priorizar otros aspectos de tu vida. Por esta razón el material de estudio ya se “apila” en tu mesa. O puede que tengas en mente presentarte a una oposición, pero hasta que no sepas si se va a convocar has decidido no estudiar. Sea cual sea tu situación, estás en el proceso de iniciar tu estudio. O tal vez de organizarlo de forma más intensiva.

Habitualmente solemos programar en corto plazo. Y preparar una oposición implica una preparación con una visión más larga. Suelen aparecer frases en tu mente como:

  • “Mañana empiezo con 6 horas”
  • “Voy a estudiarme este tema en un solo día”
  • “Esta semana me pongo al día con todo el temario”

Pero la motivación poco dura.

Este tipo de pensamientos están muy bien. Pero ¿por qué al final entre una y 4 semanas la mayor parte abandonan?

Muchos te dirán que es un problema de “Motivación” otros que es un problema de “Fuerza de voluntad”. Ambas dos opciones son ciertas, pero falsas a la vez. Para explicar esto siempre pongo un ejemplo:

Debes ser como un cohete que despega.

Cuando se lanza un cohete al espacio precisa de un gran propulsor que lo “separe” de la gran fuerza de gravedad de la tierra. Una vez alejado, se activan unos propulsores auxiliares que lo mandan mucho más lejos del influjo gravitatorio. Finalmente, ya en el espacio, este cohete necesita unos propulsores muy pequeños para mantener la velocidad y la trayectoria.

Motivación-fuerza de voluntad-hábito.

¿Cómo podemos aplicar esta imagen del cohete en nuestro estudio? Pues considerando los tres aspectos que te ayudarán a vencer la “fuerza de la gravedad” de la inercia: motivación, fuerza de voluntad y hábito.

Motivación.

Cuando tomas la decisión de empezar a estudiar, tienes muy alta la motivación. Pero la motivación es ese propulsor inicial. Si se agota y no ha llegado a la distancia suficiente el cohete se caería. Esto pasa en numerosas ocasiones. Muchos opositores deciden empezar, lo toman con muchas energías los dos o tres primeros días, pero no han orientado su cohete adecuadamente. Y caen.

Fuerza de voluntad.

Cuando ya llevas varios días, tu ego o tu cerebro (según quién lo explique) no “disfruta” con la tarea que has escogido. Entonces intenta que hagas otra cosa que le de más satisfacción (o que le obligue a pensar menos). Aparecen las resistencias, y las incidencias. Ahí entran los propulsores auxiliares: la fuerza de voluntad. Esta fuerza empieza a movilizar energía para mantener la trayectoria. Y alejarte de la “fuerza de gravedad” que son las tentaciones. En este punto hay una disminución del rendimiento del estudio importante, porque confiamos en exceso únicamente en nuestra fuerza de voluntad. Muchos abandonan o simplemente van a un estudio de “perfil bajo”. La fuerza de voluntad no pudo mantener la “trayectoria”.

Hábito.

Cuando ya estamos lejos de la influencia de las tentaciones, de las satisfacciones inmediatas, un buen hábito te mantendrá enfocado en tu estudio. Este hábito te permitirá llegar lejos en tu preparación de oposiciones.

Consejo: empieza con el fin en mente.

Aunque proporcionaré más consejos para lograr un buen hábito de estudio, hoy quiero dejarte una pequeña reflexión. Empieza con el fin en mente. No plantees lo que vas a hacer mañana sin saber qué vas a hacer dentro de un mes. Hazlo al revés. Piensa en cuántas horas quieres estudiar dentro de un mes, o de dos, y sobre esa idea, marca tu objetivo para mañana.

 

Aún así te va a costar… pero es menos probable que fracases.

 

Si te ha gustado este artículo, puedes suscribirte a la lista de correo de esta web para que te envíe más información.

¿Quieres te envíe la información que publico?

A mi tampoco me gusta el spam, por lo que te enviaré muy poquitos correos
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

CONTACTO

Si deseas más información sobre nuestros cursos, o suscribirte para que te mantengamos al día, por favor rellena este formulario