#209. Deja de ver youtube y ponte a estudiar.

Hoy vamos a hablar de una visión de redes sociales y oposiciones. Pero no voy a hablar de redes sociales. Voy a hablar de los opositores en relación con las redes sociales. 

Os tengo que confesar que estamos estamos en un momento en el que inevitablemente, por una serie de circunstancias, a pesar de no ser guapo o no tener camisetas chulas y no ser  un tío especialmente simpático delante de la cámara (hay piedras más fotogénicas que yo) estamos preparando las cosas para salir en YouTube. Porque ha cambiado la vida. Porque yo me veo más o menos haciéndolo. Porque es el momento, sin más.

¿esto que tiene que ver con opositores y redes sociales?

Muy sencillo, creo que el contenido en redes sociales debe de contribuir al estudio de una oposición. No robarle tiempo. De hecho, si estás leyendo esto o escuchando el podcast en vez de estudiar tu oposición… cierra esta web y ponte a estudiar. Por favor.

Estamos rodeados de contenido, de contenido en redes sociales y nosotros somos los que tenemos que calibrar qué influencia tiene ese contenido. Yo os quiero proponer una forma de utilizar este contenido para que se sincronice con vuestro propósito. Y para vuestro provecho.

Existe el riesgo de caer en una trampa. Muchos, los más honestos, confiesan que caen en ella. Es la trampa de ver a alguien hacer ejercicio mientras te comes una bolsa de palomitas. Es la trampa de ver un vídeo de cómo vencer la procrastinación… y estar a la vez procrastinando lo que realmente tienes que hacer. La realidad es que en muchos casos es necesario dejar de consumir contenidos y pasar a la acción.

Yo empleo estos contenidos de otra manera. No como sustitución de la acción. Creo que ya bastante acción acometo. Sino como sustitución de la información que me aparta de mi foco. Que me aparta de mi dirección. Creo totalmente posible que una persona que se está preparando una oposición sanitaria se aísle de las noticias diarias (ya sabemos lo que van a contar, lo mismo que ayer, o peor) y sólo oir, ver o leer noticias, testimonios o cualquier contenido de oposiciones. De esta manera tu mente se mantiene enfocada. Tu motivación no decae. Y cuando hablo de motivación no hablo de esa energía que muchos esperan que venga del cielo de manera mágica. Hablo de esa motivación que surge de no olvidar tus motivos. Saber por qué lo haces. Saber por qué tienes que estudiar. Saber por qué tu vida y la de los que te rodean será mejor cuando saques plaza.

En una frase: sitiar tu cerebro para mantener tu propósito activo. 

Para recordarte qué tienes que hacer cada día.

Y hacerlo.

Eso, es lo más importante.

Contacto

CONTACTO

Si deseas más información sobre nuestros cursos, o suscribirte para que te mantengamos al día, por favor rellena este formulario