#225. La productividad es una cuestión de decisiones, no de predicciones.

En mis conversaciones con opositores suelo utilizar mucho la frase de hoy: la productividad es una cuestión de decisiones, no de predicciones. Hoy vamos a detenernos en explicar qué consiste esta frase y bajo qué paradigma opera.

Mirad, hay pequeñas diferencias entre las personas. A veces algunas personas las vemos como profundamente diferentes, como personas que son extraordinarias. Y esas personas extraordinarias no lo son tanto comparados con nosotros. Hay personas que efectivamente tienen unas habilidades muy superiores a la norma. La gente de éxito es de éxito porque combina acciones que por separado parecen poco importantes, pero aplicadas de manera conjunta y sistemática, les llevan a la genialidad.

Aquí viene la pregunta ¿Cómo podemos convertirnos en un opositor de éxito?

Pequeñas acciones y pequeñas habilidades. Y estas pequeñas acciones, estas pequeñas habilidades, no tienen que ser hábitos observables. Es muy fácil decir: “la persona que saca plaza es una persona que sistemáticamente estudia cuando otros no estudian”. También es una cuestión de cómo afronta las decisiones del día a día. Hay libros que sólo hablan de pequeñas decisiones, que hacen que una persona sea más productiva. Pequeñas decisiones como no encender la tele. Pequeñas decisiones como no empezar a jugar con la consola. O como no abrir las redes sociales.

La verdad es que estas pequeñas acciones no son fáciles de ver. Tanto si lo haces bien como si lo haces mal. El que se pone a jugar a la consola, aunque crea que sea por poco tiempo, no se da cuenta de que esa pequeña decisión lo está cambiando todo. Cuando cogemos el móvil para ver nuestro estado en redes sociales, no nos damos cuenta. Lo estamos cambiando todo.

Cuando decidimos hacer la comida nada más empezar la mañana o ir a la compra porque hay menos gente…. estamos tomando una decisión. No siempre tiene que ser la decisión “estudiar”. Claro que no. Eso bien lo sabes porque tienes hijos, pareja, trabajo… no lo vamos a dejar todo para estudiar. No porque no sea adecuado, sino porque simplemente es imposible. 

Eso sí, una decisión bien tomada, por pequeña que sea, marca una diferencia brutal.

En el podcast te lo explico un poco más extendido.

Hasta mañana.


¿quieres recibir historias inspiradoras de oposiciones en tu email?

hola, al apuntarte aquí pasarán dos cosas, la primera es que te enviaré un montón de historias. Casi todos los días escribo sobre consejos para el estudio. La segunda es que te enviaré una linea informándote de los cursos ¿te parece bien?
Contacto

CONTACTO

Si deseas más información sobre nuestros cursos, o suscribirte para que te mantengamos al día, por favor rellena este formulario