#236: cómo mantener los objetivos con flexibilidad.

Estoy bastante seguro, bastante seguro de que la mayor parte de las personas estamos a seis meses, un año como mucho, de conseguir lo que realmente queremos. Entonces, ¿por qué no lo logramos? 

No lo conseguimos por muchas razones, impedimentos, obstáculos y excusas que nos impiden lograr nuestro objetivo. Yo creo que muchas veces es que no tenemos presente nuestros objetivos. Al no tenerlos presentes pueden aparecer problemas, interferencias que distraen de lo que tenemos que hacer. Y poco a poco van pasando los días y para cuando nos damos cuenta estamos muy lejos de conseguirlo. Estamos otra vez en la línea de salida. Otra vez a 6 meses de lograr nuestro objetivo.

Hoy vamos a hablar de mantenernos enfocados en nuestros objetivos a largo plazo, concretamente en una oposición.. Siempre he dicho que es un objetivo a largo plazo. Muchas personas la inician por devoción, otras las inician por obligación. Sea como sea, esto es algo que se tiene que empezar con tiempo.  Para lo que hay que reservarse un espacio todos los días para estudiar. Y el problema es que muchas veces hay asuntos diarios que nos resultan tremendamente más importantes y esto nos lleva a procrastinar. Hay muchas razones por las que una persona procrastina algo que se supone que es importante y relevante en su vida. Una de las razones, desde mi punto de vista, es la dificultad de mantenernos enfocados en nuestros objetivos.  La dificultad para mantenernos enfocados en lo que queremos hacer. En lo que deseamos lograr.

Las interferencias aparecen. Los imprevistos ocurren. Las urgencias suceden. Esto, a estas alturas de nuestra vida, tenemos que pensar que es un hecho. Entonces ¿cómo lo podemos solucionar? 

En primer lugar, es muy recomendable tener una agenda, nota, o libreta donde apuntemos lo que tenemos que hacer en nuestro día. Y, lo que es más importante, tener el hábito, simple y sencillo de “lo que se apunta, se hace”. Me he dado cuenta que gracias a tener esta libreta aunque aparezcan imprevistos… siempre vuelvo a centrar mi foco. A veces, y en esto te soy totalmente sincero, no se cumplen los objetivos del día. En el caso de una oposición es el objetivo de estudio diario. En ocasiones, simplemente no se puede. 

Pero tener presente este recordatorio te ayuda  reflexionar y te orienta para no dejarte llevar por esos “objetos relucientes”. 

A veces, lo comento en el audio, la mejor manera de ser productivos es improvisar. Pero con un objetivo claro y concreto en la mente.

Contacto

CONTACTO

Si deseas más información sobre nuestros cursos, o suscribirte para que te mantengamos al día, por favor rellena este formulario