#241: test y más test. ¿Por dónde empezar?

Si estás continuamente deseando hacer test, este episodio te puede ayudar enormemente. Hoy vamos a hablar de los test. Tenemos que ponerlos en su sitio. 

En primer lugar debemos poner el empleo de test en el verdadero lugar que le corresponde. Como siempre esta es una opinión sesgada y simplemente basada en mis años de experiencia. He observado un hecho importante: el test no puede sustituir al estudio. Voy a ser más claro: estudiar sin test produce mejores resultados que hacer test sin estudio. Al menos, en oposiciones. sanitarias.

Cuando me preguntan por los test a emplear siempre digo lo mismo: “preguntas de oposiciones anteriores”. De hecho, siempre que alguien me pregunta por una oposición extraña (de las que casi nadie conoce y que yo desconozco) lo primero que le digo es “consigue los exámenes de años anteriores”.

Esto se basa en que considero que es tremendamente útil que el opositor se familiarice con la forma de redactar, las expresiones y cómo se hacen las preguntas por los verdaderos redactores de las mismas. Ni como las redacta el preparador, ni mucho menos sus secuaces laborales.

Si vas a adquirir un libro de test, vete a la librería. Así apoyarás al negocio local. Que son tus vecinos. Además (y egoístamente es lo más importante) verás si el libro encaja con tu temario. No te fíes de las cubiertas. Abre el libro y mira los capítulos de test. A veces un libro puede tener cientos (no es una exageración) de preguntas que nunca van a aparecer en el cuadernillo de tu examen. En el audio te pongo ejemplos.

Las aplicaciones me parecen herramientas alucinantes. En vez de jugar a esos juegos adictivos de frutitas y zombies, mejor hacemos preguntas de test. La única consideración es que debes posicionar a tu cerebro en modo trabajo, no en modo juego. A veces estas aplicaciones se convierten en un suministrador de dopamina. Y, repito, aunque sean muy útiles, el día del examen llevarán a un estado de desconcierto. El día del examen el cerebro, tan acostumbrado a que le den dosis de dopamina asociadas a preguntas… se sentirá defraudado y deprimido. Eso se traduce en que el opositor sienta una gran inseguridad mientras se enfrenta a su examen. Si, el examen real. 

Por último, seguimos viendo muchos opositores que siguen viendo los mismos test una y otra vez. Simplemente quisiera añadir una cosa más. El tiempo empleado en memorizar preguntas o repasarlas se emplea mejor estudiando. Mucho mejor.


¿quieres recibir historias inspiradoras de oposiciones en tu email?

hola, al apuntarte aquí pasarán dos cosas, la primera es que te enviaré un montón de historias. Casi todos los días escribo sobre consejos para el estudio. La segunda es que te enviaré una linea informándote de los cursos ¿te parece bien?
Contacto

CONTACTO

Si deseas más información sobre nuestros cursos, o suscribirte para que te mantengamos al día, por favor rellena este formulario